jueves, 6 de marzo de 2014

Chanel center

Cuando creía que el káiser no podría superarse jamás en las puestas en escena me equivocaba. Otro año más, el rey del mundo de la moda, vuelve a dar que hablar. Un espacio paralelo recogido en su refugio particular. El Grand Palais se convertía en un centro comercial afrancesado donde se respiraba lujo.Cuyo olor a comida fresca, a pan recién horneado, impregnó los abrigos de tweed de los asistentes. Pasamos por caja, nos metemos en el supermercado más refinado del mundo. El imperio Chanel saca sus nuevos productos, ya no se dedica a la moda. La comida a sucumbido el poder del diseñador.



Las modelos paseaban a sus anchas por los pasillos de un maravilloso hipermercado. Aquellos privilegiados que presidían esta gran actuación, contemplaron las etiquetas "Chanel" que cada  producto poseía. Arte. 
Botellas de agua (imprescindibles para no morir de sed), guantes con las clásicas camelias, cestas al más puro estilo 2.55 y pan. Oh lalá.


A los asistentes les obsequiaron con una caja de gominas Chanelizadas
Gabrielle Chanel nunca hubiera imaginado que su silueta estaría plasmada en bidones de Gasolina, botellas de aceite, motosierras, hasta detergente para lavavajillas. 



La colección Metiers d'art, que se mostró en Dallas, tuvo su hueco en el desfile.
Junto con las gominas, también se entregó una llave, cuya información confidencial solo conocen unos privilegiados.
 Rihanna, Cara delevingne y Joan Smalls 
 Botiquines de emergencia para evitar desmayos
 Cara delevingne pasea por la sección de licores. Ejem. Ejem. (Toses) 
 Giovanna Battaglia arrasando. Este supermercado sí que le gusta. 
Chiara Ferragni, Anna Dello Russo y Eleonora y Candela, de Grazia Italia
 Gala González. Nuestra presencia española. Que mona vas.
El 2.55 nos informa que es 100% piel. Pero a diferencia de una típica bandeja de carne de cordero, que podemos encontrar en uno de los cientos de supermercados que hay al final de la calle, este no cuesta 2,95€.
Seguro que pensáis ¿qué harán con todos esos productos? En Chanel fueron listos. Cuando terminó el desfile dejaron coger todo lo que había en las estanterías. Eso sí, al salir había que devolverlo. O a razón de la imagen, alguna se llevó un producto a casa. Que se vea bien grande que la esterilla es de Chanel. Que nivel Maribel.

El rey del black and white será recordado siempre por reinterpretar el estilo de la mujer año tras año con tres ingredientes primordiales, tweed, perlas y camelias. Gracias Genio.

J.L
<3

1 comentario:

  1. Me encanta vuestro blog chicos, no me pierdo un artículo!! Me ha sorprendido mucho el decorado del desfile de Chanel, inolvidable.
    Os invito a pasaros por mi blog y a decirme que os parece, besos :3
    http://www.prettybimba.blogspot.com

    ResponderEliminar